No nos hagan decidir sobre Eurovegas que igual se enfada alguien


El pasado miércoles 20 de junio, el colegio de arquitectos organizó una mesa de debate sobre el proyecto de Eurovegas. Una mesa interdisciplinar y una fila cero bastante menos interdisciplinar formada por un alto número de miembros de ArqxArq, y moderado por nuestro incansable Komemarrón, llamémosle a partir de ahora, Guizmo (el Gremlin).

Si quieren ver el debate véanlo aquí o acudan a la prensa  seria que se ha hecho eco de la noticia (Diari araeuropapress).

Solamente y el motivo de este post es la de  resaltar y reclamar la tardanza y poca claridad en la posición del COAC sobre un tema que toca tanto a los arquitectos como #eurovegas.

Hace tiempo ya, que grupos (ahora les llaman colectivos) de arquitectos ya se han manifestado al respecto. El Sindicato de arquitectos @sincatarq (que no fue invitado al debate), por ejemplo,  fue de los primeros en adherirse a la plataforma #aturemEurovegas . Más tarde se fueron juntando La Agrupación de Arquitectos Urbanistas de Cataluña (AAUC), la Agrupación Catalana de Técnicos Urbanistas (AETU-ACTU) y la Sociedad Catalana de Ordenación del Territorio (SCOT)  y muchos otros grupos/colectivos de arquitectos que con argumentos sólidos y justificados fueron explicando la no idoneidad del macroccomplejo.  Con el riesgo de que afiliados, socios o otros arquitectos no tengan que estar de acuerdo con ello. Pero se han mojado. Han tomado una decisión al respecto y han luchado por ella.

Eso es lo que piden los colegiados. Que el COAC se moje respecto los temas de #eurovegas #canbatlló o sobre más recientemente el tema de @salvemlarotonda  http://salvemlarotonda.blogspot.com.es/ y otros frentes y injusticias urbanísticas y arquitectónicas abiertas, donde la opinión de un organismo que se le quiere dar la importancia que se le merece, debe responder.  Pero claro, alguien podría decir que la opinión de los COAs no tiene porqué responder a la opinión de todos los colegiados. Sí, cierto, y sobretodo mi opinión que siempre tiende a opinar lo contrario de lo que opina el coac. Pero, si no recuerdo mal, los colegiados ejercieron un derecho a voto con la confianza que los dirigentes tomaran opiniones que eran acordes a la opinión que tiene uno. La mayoría votaron a los que hay. Y dicen que en eso consiste la democracia. Y aunque tengamos nuestra opinión al respecto, pedimos que un organismo que representa a casi 10.000 colegiados nos represente. A poder ser, y si no es mucho pedir que nos represente bien, claro, y si se acerca más a nuestra opinión, pues mucho mejor.

Otros colegios han tomado la opción de hacer una encuesta http://www.apabcn.cat/ca_es/Pagines/inici.aspx . Rollo, como no somos capaces de tener una opinión propia, hagámos una encuesta y según la opinión de la mayoría pues ya si eso opinamos y nos manifestamos. La opción del Coac ha sido la del debate. Reúno un grupo de amigos con alta repercusión colegial, y me hago una opinión dependiendo si el clamor es a favor o en contra. Por suerte, el clamor fue en contra, y cuando se le pidió a “Guizmo” y a Houselove  que se mojaran, dijeron la cobarde frase

 “la opinión del coac sobre #eurovegas es la que se ha formulado aquí”

Suerte que hubo mayoría de arquitectos en el debate que se manifestaron en contra, porque si hubiera habido un 50% de a favor y en contra, me imagino al Komemarrón estallándole la cabeza o volviéndose loco.  Y eso hubiera sido de lo más divertido y gratificante.

Anuncios

La web y las TICs del Coac


El siguiente texto no es mío, lo notareis por no tener faltas ortográficas, por su gramática y que no es muy largo. Me lo ha enviado un arquitecto colegiado indignado (uno de muchos).  Y invito a otros a poder hacerlo.  Enviarlo a lexcurso@gmail.com y ya me pondré en contacto para organizar la forma de pago ^-^

Nota: Lo siguiente fue enviado antes incluso de ver la patraña del nuevo webmail del coac. Creo que el texto continua en vigor

 <———————————————————————————–>

Hace tiempo que quería escribir algo sobre la relación del COAC con las TIC, pero no encontraba ni el momento ni el lugar en donde colgarlo. Así que le he pedido a mi buen amigo Lexcursó que haga un hueco entre sus viñetas para colgar este texto y algunos otros que espero poder ir colgando poco a poco.

Creo que no soy el único, o al menos espero no serlo, que tiene la sensación de que el COAC está muy preocupado por temas que a nosotros los arquitectos nos importan más bien poco. Pero hoy sólo quiero hablar de uno, de su web, porque si me pusiera a hablar del resto acabaría escribiendo más que el propietario de este blog.

No todo lo que hace el COAC respecto a estos dos temas está mal hecho, también parece haber luz algo del túnel cuando vemos que todo el tema del visado online va evolucionando, o esa supuesta mejora en el servicio de email. Pero mi sensación es que el visado online ha dado un paso hacia adeante, no porque sea la evolución natural y necesaria (si es que el visado es algo necesario, cosa que ya dudamos bastante), sino porque hacerlo online supone un ahorro sustancial, tanto en euros como en papel (y las administraciones, ya se podrían aplicar el cuento y no pedir tantas copias en papel para archivar).

Pero aunque el tema del visado online vaya mejorando a pequeños, muy pequeños pasos, seguimos teniendo un grave problema de base con la web a la que hemos de entrar para realizar estos visados. Dejando aparte el tema estético, que creo que es algo realmente vergonzoso, la web del COAC tiene grandes problemas de compatibilidad con todo tipo de dispositivos móviles (que actualmente superan en ventas a los sobremesa) y sobre todo, en cualquier explorador que no sea Internet Explorer. La web, cueste lo que cueste, es algo que habría que convertir en una herramienta útil, no en un enemigo que nos espera cuando por fin vamos a tener un proyecto que visar, una oferta de trabajo que buscar, etc.

La web debería ser un lugar donde claramente nos orientásemos nada más entrar, con unas secciones claramente definidas y no un espacio negro lleno de banners parpadeantes que no hacen mas que darnos problemas de código, con publicidad y rótulos móviles que recuerdan a aquellas primeras webs autoconstruidas de Geocities. El visado; la agenda de colegiados; el almacén de normativas; el acceso a la biblioteca; la zona de descarga de software; la formación de l’Escola Sert; el correo electrónico (mención aparte lo que me parece el correo del COAC); la bolsa de trabajo; los concursos; etc. Todas son secciones “útiles”, que deberían tener un formato unitario, no secciones que parezcan hechas en siglos diferentes por gente con criterios opuestos. Necesitan homogenerizar y jerarquizar.

Las demarcaciones sin embargo no tienen la menor interés, pero ahí están, en mitad de la página principal, como si importase algo dónde tiene el COAC sus sedes cuando todo lo que hacemos, lo hacemos online (o eso intentamos). El tema del COAC plus, esos servicios para los arquitectos adinerados de antaño, y todo el resto de banners se pueden ir a tomar… viento. Nadie los echará en falta.

Tener enlaces en la web del COAC a Arquia, Asemas, HNA y otros, es algo que ni me entra en la cabeza. Es como si entrásemos a la página de un ayuntamiento y tuviésemos enlaces a las empresas de los amigos del alcalde, como si no hubiese otras alternativas! Es una trampa ideal para el arquitecto que acaba de empezar su carrera profesional de forma autónoma (si es que queda alguno de esos). El COAC no debería contribuir al monopolio de estas empresas o cajas de ahorros. Y no diré nada sobre por qué la web se ve tan diferente en castellano (cuando funciona) y en inglés de la versión catalana, porque sé que muchos se me tirarían al cuello y no es el tema del que quiero que habléis en los comentarios (porque alguien va a comentar, ¿no?).

¿Y por qué desvincular el nuevo blog de Quaderns de la web del COAC? ¿Por qué no hacer una nueva web donde, además de lo dicho hasta ahora, hubiese noticias de interés, gestionadas por el equipo que elabora nuestra revista (si, esa que debería ser sólo online también)? Con un RSS fantástico que todos podamos agregar a nuestro lector de turno para estar al día de todo.

Y puestos a criticar, y ya saliendo del tema de la web y metiéndonos en el de las redes sociales, creo que la agenda de colegiados del COAC debería asemejarse mucho más a un perfil de Linkdin (o al menos, enlazarlo) ¿Por qué no hay interacción entre la web de nuestro colegio y las redes sociales que cada vez forman más parte de nuestras visas?

Está claro que el COAC necesita un lavado de cara, y su web también.

@carlosfdzrovira 

 
 

Buitre Koac. Agencia de viajes


Relatar lo acontecido en la asamblea de la junta de la Demarcación de Barcelona, es algo que no entra en mis planes de conquistar el mundo, y a parte de localista, centralista y sectario es absolutamente innecesario.  Innecesario  porque creo que la subdivisión del COAC en demarcaciones, con sus correspondientes cargos directivos con sus correspondientes sueldos, sus presupuestos distintos, los cambios de: ahora esto lo pagas tú, esto lo pago yo, es fútil, y una pérdida de tiempo y dinero que no tendríamos que estar dispuestos a pagar. Pero esto sería un debate que no quiero entrar,  lleno de matices, excepciones  y que para mí se resume en la inutilidad de los colegios en sí.

El caso es que haciendo uso de mis principios como representante, gracias a la confianza, en mi caso, de unos pocos, asistí a una sala de actos con humedades y con ciertas patologías que haría necesario la intervención de un arquitecto. Pero por allí, se ve que hay pocos, o al menos pocos que se ensucien las manos con un proyecto de reparación de humedades.  Propongo un concurso de ideas “Concurso de las 16 humedades” luego se hace una revista con las ideas de jóvenes arquitectos y se le da el proyecto de rehabilitación de todo el edificio a algún amigo afín a la junta.

Intentaré hacer un resumen de lo más destacado, si es que hubo algo destacado, que no fue así:

Primero, ver que al menos los miembros de la junta esta vez se dignaron a venir. Cierto es, que no despegaron la vista del móvil, pero no me consta que estuvieran mirando mis twits ni el hashtag  #coac  . El resto de representantes, pues unos 50. (pocos, muy pocos, y luego estos se desgañitan para pedir un voto o para pedir  interés en todos estos asuntos colegiales)

Segundo, pues que los precios de visado suben, pues se visa poco y hay que engordar la vaca, que no nos extrañemos si se tarda un mes en visar, que total, por una cosa que visáis en todo el año, un mes no es nada.

Que en cultura, bueno eso, que es muy importante explicarles a los lerdos de la sociedad qué es la buena arquitectura.

Y lo más importante y a lo que destinarán todos los recursos que queden y que podamos pagar es: VÁYANSE AL EXTRANJERO, no se queden aquí jodiéndonos el poco trabajo que nos queda a nosotros. El coac se encargará de informar cómo están las cosas por allí y no de ayudar a buscar un empleo, aunque fuera precario, porque si hay alguno bueno ya se lo quedaran ellos también (como hicieron con lo de Chile, etc, etc…).

Nota al margen: Vuelvo a repetir, que si la única idea para ayudar al arquitecto es enviarlo al extranjero, vía gastarse dinero en web y atención telefónica y en la creación de un departamento internacional que fue el primero que suprimieron cuando ellos llegaron al poder…, es que “algo huele a podrido en Dinamarca” 

Nota más al margen: Espero que no se me malinterpreten mis palabras, que sois de malinterpretarlo todo, está claro que no nos queda o quedará más remedio que irnos a buscar trabajo en otro lugar, algunos ya lo han hecho, pero que se destine un tercio del presupuesto a dar un servicio a un colegiado que si se va lo más seguro es que se descolegie, no me parece una buena medida para ayudar a los que hacen lo posible por quedarse aquí, no sé, por amor al país, por tener família o por haber perdido el dinero en Opening English y no tener ni zorra de idiomas. Encontraría más coherente dar ayudas a los que se quedan. 

Tercero, aprobación, a todo esto, del presupuesto. No voy a hablar de los números, pero en consulta a una economista para que hiciera una traducción comentó que : “ …salta a simple vista que alguien los está asesorando muy mal o que ya no saben qué hacer…”  y otras incoherencias presupuestarias que tampoco hace falta relatar, más que nada porque se aprobó el presupuesto con 54 a favor 3 abstenciones y un atontado que no se entera de nada que votó en contra (¿seré yo? ¿seré yo?) LOL.

Después de esto, ya me fui, ¡oigan! que también tengo cosas que hacer, pocas pero algunas.  Prometo ver el video si es que funciona. Que no funciona. Nunca ha funcionado y no creo que vaya a funcionar.

El CoAC se vende


El pasado jueves tuve la desgracia de asistir a la Asamblea extraordinaria de la junta del Coac. Como era extraordinaria, pensé, por un momento, que sería extraordinario que la junta no se saliera con la suya y que de una vez por todas los representantes los desenmascararan y pusieran de manifiesto que no están allí para ayudar al colegiado, sino para cobrar y ceder favores. Pero no fue así. De extraordinaria, nada. Se denunció, se puso de manifiesto la falta de transparencia, falta de previsión, falta de propuestas efectivas, falta de soluciones, incapacidad de gestión, etc, etc. Y al final, lo de siempre. La capacidad de movilización, y de subterfugios de la junta para conseguir que salgan 113 votantes a favor y se apruebe lo que les dé la real gana, y con sus reales maneras, es algo, eso sí, digno de admiración (quizás la única cosa que saben hacer bien)

Como a no ser que se disponga de un máster en informática es imposible ver el vídeo de la Asamblea, intentaré hacer un mero resumen de lo que me pareció más importante, o de lo que me dio tiempo a apuntar cuando no estaba twiteando algunas de las memeces que soltaban algunos.

El tesorero, con un inquietante parecido físico al gay de modern family, pero con gafas, habló de números, en plan rollo, para que no le prestáramos atención. Y eso hice.

La Assustació, con mucha penica, a lo Bojan hablando de Guardiola, habló de las EREs (es de agradecer que no lo dijera cachondeándose, claro), de la migración del convenio al de oficinas y despachos, que es el que más se estila en estos tiempos. No quiero dejar de comentar, pese a ser un tema del sindicato de arquitectos @sindicatarq , y doy fe que están luchando con una alpargata y un lápiz sin punta, que existe un Convenio de Empresas de Ingeniería y Oficinas de Estudios Técnicos, mucho más acorde con nuestro colectivo. Por lo que cuando oigo al COAC (y aquí los pongo a todos en el saco) que el Convenio de Oficinas y Despachos es lo mejor para los despachos de arquitectura, y es lo que hacen todos, y promover esta indigna práctica y luego llenarse la boca en pro a los trabajadores y a los derechos de éstos, un gatito se muere en una esquina, y a mí me produce un ardor que no hay omeprazol que lo cure.

A todo eso, Komemarrón, tras decirnos que estábamos en crisis (menuda sorpresa) y haciendo gala de su capacidad de lectura, leyó su discurso con frases tan brillantes como:

“Hem passat de 330 treballadors a 139, i és clar, ara ens sobra lloc”

En resumen, vino a decir, y agarraos los machos, que: No ha quedado dinero tras pagar las indemnizaciones y al sobrar sitio se hace necesaria la venta del patrimonio para así disponer de dinero para poder dar más servicios, que incluirá, lo más probable la contratación de otros y en algunos casos incluso de alguien que ya se ha indemnizado antes.

Sin más dilación y quitándonos el sopor del anodino discurso de Komemarrón, se dio paso a las intervenciones. Sí vale, creo que HouseLove nos quiso vender algo antes. El patrimonio, no, porque dudando de nuestra capacidad de compra o de nuestros clientes, se han buscado los suyos, y sin preguntar.  Hubo muchas de interés, la mayoría en contra de la venta del patrimonio. Denunciaron, como ya he dicho antes, la falta de transparencia, falta de previsión, falta de propuestas efectivas, falta de soluciones, incapacidad de gestión. Se puso de manifiesto, que contratar una empresa de dudosa procedencia para la venta del patrimonio, las comisiones que esto genera, y que nos pedían permiso, como mandan los estatutos, de algo en que ya se ha firmado un contrato de arras, pues además de FEO, es lo más probable ilegal. Pero ni por esas.

También acudieron, como estrellas invitadas, algunos de los anteriores decanos que recomendaron la venta del patrimonio. Me sorprendió, pero mucho, que tras unos 10 años sin aparecer, aparezcan ahora para decir eso. No sé. Es extraño. Yo de serie mal pienso siempre, y luego acierto.

Había otra tema, que aunque menos importante, tiene su gracia. La venta de las acciones de Firma profesional. Acciones que dan beneficios, porque lo llevan médicos y no los arquitectos, y menos los de la junta, y las venden por 140.000€. (Esto no cubre ni dos meses de sueldos de junta)  La gente se extrañaba que por tan poco dinero, nos deshagamos de algo así. Si alguien se hubiera tomado la molestia de rascar un poco descubriría que todo está bastante relacionado, y que no es baladí la venta de estas acciones y más si conoces algunos de los nombres que están detrás de ésto. Pero no continúo por aquí, porque con esto sí que podría ponerme en líos de verdad. Pero no seáis TONTOS, las cosas extrañas, son extrañas porque no se explican la verdad de todo o faltan datos para decir: AHHHH claro, ahora lo entiendo.

Hubo más cosas y más comentarios, pero si habéis conseguido llegar hasta estas líneas sois auténticos enfermos o unos abogados buscando algo para denunciarme.

¡Ah!, luego hubo la asamblea del Coac, Barcelona edition. Pero no pude asistir, pues tuve que irme al único lugar que aún me pagan por trabajar. Pero vaya, lo más seguro es que salió Houselove vendiéndonos algo.

Lamentablemente me lamento de no haberme lamentado antes

Vuelta al Cole


Para algunos niños es muy duro volver al Colegio, pero más duro es saber que no puedes volver. Eso les ha pasado a 19 trabajadores del Coac, que con otra ERE, o la misma, yo ya me pierdo, les han amenizado la vuelta con un “no vuelvas más”.

En mi humilde y cazurra opinión, sigo sin entender el porqué la Conselleria de turno permite que una “empresa” con numerosas propiedades y con millones de euros en tesorería, permite tamaña insolencia.  Pero, claro, la crisis de la construcción, ya se sabe, hay que tomar  este tipo de decisiones. Pero a mí me sigue pareciendo de una soberana incompetencia.

Supongo que después de reducir, por lo menos, un 20% la plantilla, nos bajarán la cuota de colegiación y los visados, pongamos un 20%. Pues entiendo que el servicio que nos están dando es un 20% peor. Ah!, que ¿va ser que no?, que ¿al igual la suben? , y que pronto para pagar un visado ¿habrá que pedir un crédito? y ¿esperarse 27 días?, pero claro, es que ahora el visado es de calidad, “calidá de la guena”

En fin, no quiero enrollarme mucho, pues es hablar de lo mismo una y otra vez. Me resulta y resulto cansino, y no veo, por el momento, de ninguna indignación colectiva por parte de los colegiados.

Pese a alguna recomendación y la escasa insistencia en que volviera, vuelvo igualmente con lo que creo que a partir de ahora será una nueva serie llamada “The Koac Puppets”. Pensaba hacer una serie de animación 3D, pero mi presupuesto solo me ha llegado hacer unas marionetas, ya luego el resto lo ponen ustedes.

Estamos en guerra, maldita sea, vamos a tener que ofender a alguien. John Adams