La web y las TICs del Coac


El siguiente texto no es mío, lo notareis por no tener faltas ortográficas, por su gramática y que no es muy largo. Me lo ha enviado un arquitecto colegiado indignado (uno de muchos).  Y invito a otros a poder hacerlo.  Enviarlo a lexcurso@gmail.com y ya me pondré en contacto para organizar la forma de pago ^-^

Nota: Lo siguiente fue enviado antes incluso de ver la patraña del nuevo webmail del coac. Creo que el texto continua en vigor

 <———————————————————————————–>

Hace tiempo que quería escribir algo sobre la relación del COAC con las TIC, pero no encontraba ni el momento ni el lugar en donde colgarlo. Así que le he pedido a mi buen amigo Lexcursó que haga un hueco entre sus viñetas para colgar este texto y algunos otros que espero poder ir colgando poco a poco.

Creo que no soy el único, o al menos espero no serlo, que tiene la sensación de que el COAC está muy preocupado por temas que a nosotros los arquitectos nos importan más bien poco. Pero hoy sólo quiero hablar de uno, de su web, porque si me pusiera a hablar del resto acabaría escribiendo más que el propietario de este blog.

No todo lo que hace el COAC respecto a estos dos temas está mal hecho, también parece haber luz algo del túnel cuando vemos que todo el tema del visado online va evolucionando, o esa supuesta mejora en el servicio de email. Pero mi sensación es que el visado online ha dado un paso hacia adeante, no porque sea la evolución natural y necesaria (si es que el visado es algo necesario, cosa que ya dudamos bastante), sino porque hacerlo online supone un ahorro sustancial, tanto en euros como en papel (y las administraciones, ya se podrían aplicar el cuento y no pedir tantas copias en papel para archivar).

Pero aunque el tema del visado online vaya mejorando a pequeños, muy pequeños pasos, seguimos teniendo un grave problema de base con la web a la que hemos de entrar para realizar estos visados. Dejando aparte el tema estético, que creo que es algo realmente vergonzoso, la web del COAC tiene grandes problemas de compatibilidad con todo tipo de dispositivos móviles (que actualmente superan en ventas a los sobremesa) y sobre todo, en cualquier explorador que no sea Internet Explorer. La web, cueste lo que cueste, es algo que habría que convertir en una herramienta útil, no en un enemigo que nos espera cuando por fin vamos a tener un proyecto que visar, una oferta de trabajo que buscar, etc.

La web debería ser un lugar donde claramente nos orientásemos nada más entrar, con unas secciones claramente definidas y no un espacio negro lleno de banners parpadeantes que no hacen mas que darnos problemas de código, con publicidad y rótulos móviles que recuerdan a aquellas primeras webs autoconstruidas de Geocities. El visado; la agenda de colegiados; el almacén de normativas; el acceso a la biblioteca; la zona de descarga de software; la formación de l’Escola Sert; el correo electrónico (mención aparte lo que me parece el correo del COAC); la bolsa de trabajo; los concursos; etc. Todas son secciones “útiles”, que deberían tener un formato unitario, no secciones que parezcan hechas en siglos diferentes por gente con criterios opuestos. Necesitan homogenerizar y jerarquizar.

Las demarcaciones sin embargo no tienen la menor interés, pero ahí están, en mitad de la página principal, como si importase algo dónde tiene el COAC sus sedes cuando todo lo que hacemos, lo hacemos online (o eso intentamos). El tema del COAC plus, esos servicios para los arquitectos adinerados de antaño, y todo el resto de banners se pueden ir a tomar… viento. Nadie los echará en falta.

Tener enlaces en la web del COAC a Arquia, Asemas, HNA y otros, es algo que ni me entra en la cabeza. Es como si entrásemos a la página de un ayuntamiento y tuviésemos enlaces a las empresas de los amigos del alcalde, como si no hubiese otras alternativas! Es una trampa ideal para el arquitecto que acaba de empezar su carrera profesional de forma autónoma (si es que queda alguno de esos). El COAC no debería contribuir al monopolio de estas empresas o cajas de ahorros. Y no diré nada sobre por qué la web se ve tan diferente en castellano (cuando funciona) y en inglés de la versión catalana, porque sé que muchos se me tirarían al cuello y no es el tema del que quiero que habléis en los comentarios (porque alguien va a comentar, ¿no?).

¿Y por qué desvincular el nuevo blog de Quaderns de la web del COAC? ¿Por qué no hacer una nueva web donde, además de lo dicho hasta ahora, hubiese noticias de interés, gestionadas por el equipo que elabora nuestra revista (si, esa que debería ser sólo online también)? Con un RSS fantástico que todos podamos agregar a nuestro lector de turno para estar al día de todo.

Y puestos a criticar, y ya saliendo del tema de la web y metiéndonos en el de las redes sociales, creo que la agenda de colegiados del COAC debería asemejarse mucho más a un perfil de Linkdin (o al menos, enlazarlo) ¿Por qué no hay interacción entre la web de nuestro colegio y las redes sociales que cada vez forman más parte de nuestras visas?

Está claro que el COAC necesita un lavado de cara, y su web también.

@carlosfdzrovira 

 
 
Anuncios