Asemas. Indignación e Indefensión


(poner viñeta aquí)

Como últimamente estoy muy ocupado haciendo curriculums para que las empresas y oficinas a las que lo envío puedan rellenar sus papeleras o jugar a basket- papelera con mi experiencia y mi vida profesional, no he tenido tiempo ni de hacer una viñeta del post ni hacer el post, pues lo que van a leer ustedes es el reciclaje de un comentario de “Borrasca” en el post “Asemas y la nueva cuota fija”

En ese post se recogen casi 100 comentarios de indignación y repulsa a la política y gestión de Asemas, así como la impotencia y la indefensa de muchos arquitectos ante los oídos sordos de colegios y CSCAE. 

Creo que es indispensable la lectura de estos comentarios, donde se plantean también ideas y otras experiencias. 

El comentario de “Borrasca” me pareció excelente y necesario, y no quise que quedara abandonado en la desazón de 100 comentarios sobre el tema.  Era necesaria la actualización de un post sobre el tema, para que no quedara todo, como siempre, en agua de borrajas. Y si me permiten el chiste fácil, ahora será agua de “Borrascas”

Comentario de “Borrasca” del 29-3-2012 en Asemas y la nueva cuota fija

El CSCAE habla ahora en un comunicado sobre este asunto, de lógica de mercado y libre competencia , como si pudieramos optar por cambiar de aseguradora ante las nuevas cuotas que ha impuesto Asemas para este año. Esta falacia permite entrar en el meollo de este asunto.

Asemas cobra unas cuantiosas primas complementarias por cada obra, una vez hemos realizado el proyecto, pero, curiosamente, el pago de esta prima no da derecho al mutualista a que Asemas le cubra el riesgo de recibir una reclamación relacionada con la intervención en esa obra, durante todo el periodo (ahora son 10 años) en que puede recibir esa reclamación. Para tener ese derecho, el mutualista deberá abonar posteriormente, a la aseguradora, una cuota anual que sus dirigentes podrán incrementar cada año de modo arbitrario y sin limitación alguna. Y al mutualista no le queda otra posibilidad que aceptar el aumento, aunque lo considere abusivo. Cambiar de aseguradora es una opción que en esa modalidad de seguro es inviable.

Para demostrar de un modo práctico la falsedad de la supuesta independencia de los mutualistas para cambiar de aseguradora, expondré mi situación personal:

He sufrido un aumento muy importante en mi cuota del año 2012, y me convendría por ello cambiar de aseguradora. Pero no puedo. En los últimos 10 años he intervenido en gran cantidad de obras y he pagado a Asemas cantidades astronómicas de dinero en concepto de primas complementarias por esas obras. Si cambio de aseguradora, Asemas se quedará con esas primas complementarias, pero dejará de cubrir el riesgo. Después de esto, ¿qué aseguradora aceptará cubrirme del riesgo derivado de mi intervención profesional en obras cuyas primas complementarias fueron cobradas por Asemas? Es evidente que, de un modo u otro, yo deberé volver a pagar, a la nueva aseguradora, esas primas complementarias.

Por lo tanto, pretender que existe la posibilidad de cambiar de aseguradora es, como decía, una falacia, o un ejercicio de cinismo por parte del CSCAE. Y es esa situación de monopolio de hecho en la que actúa Asemas en relación con sus mutualistas, la que permite que, si sus dirigentes lo consideran conveniente, puedan perpetrar impunemente cualquier arbitrariedad y abuso.

Existe una forma muy sencilla de conseguir que estos abusos y arbitrariedades de Asemas no sean posibles. Si el pago de la prima para cubrir el riesgo derivado de la intervención profesional en cada obra obligara a la mutua a cubrirlo durante el periodo de garantía, el asegurado sabría cual es el coste total de esa cobertura y podría repercutirlo en sus honorarios y desgravarlo fiscalmente. Y, cuando entendiera que las nuevas condiciones de Asemas no le interesaban, podría aprovecharse de las ventajas del libre mercado y cambiar de aseguradora, sabiendo que esto no afectaría a la cobertura de las obras construidas anteriormente.

Pero esto es algo que no conviene a los dirigentes de Asemas ya que les obligaría a administrar la mutua de forma transparente, prudente y eficiente y a ser competitivos. Además, no podrían abusar de su posición dominante en un sector del mercado.

El sistema actual del seguro permite que cualquier inepto se atreva a gestionar la mutua, sabiendo que cuando, como consecuencia de una gestión deficiente, necesite aumentar los ingresos, podrá hacerlo fácilmente. Le bastará con exprimir, todavía más, a los mutualistas y estos lo habrán de aceptar con resignación y estoicismo.

¿Cómo es posible que, actuando así, Asemas consiga captar mutualistas?
Hay varias razones que lo explican:
En primer lugar debemos reconocer que sus abusos nunca habían sido tan graves. Sus dirigentes siempre se habían comportado de un modo más razonable. Pero existen otras causas: para captar nuevos mutualistas: Asemas les ofrece condiciones iniciales muy ventajosas sabiendo que una vez captados ya tendrá ocasión de exprimirlos.
Los arquitectos inexpertos se convierten en mutualistas casi sin ser conscientes de ello. Cuando acuden a la sede de su colegio profesional a visar su primer encargo, les advierten que tienen que pagar la prima correspondiente al seguro de responsabilidad civil de ese encargo. Y, cuando piden información para saber de qué modo pueden hacerlo, se les remite a la correduría de Asemas que, curiosamente, está situada en mismo edificio colegial. Tratándose de una mutua recomendada por su colegio, estos arquitectos inexpertos no desconfían y firman los papeles que les ponen delante sin advertir que, al hacerlo, están hipotecando su libertad de cambiar de aseguradora cuando Asemas les imponga cláusulas abusivas en las nuevas pólizas.

Estas consideraciones nos permiten entrar en los aspectos legales de este asunto:

Las pólizas da la Asemas son un ejemplo clásico de contrato de adhesión. Se trata de contratos en los que una de las partes debe someterse a todas las estipulaciones previamente redactadas por la otra, de manera que la única manifestación de su voluntad contractual consiste en la firma del contrato y la consiguiente automática asunción del condicionado del mismo. La libertad contractual queda reducida a la libertad de contratar o no hacerlo.

Los contratos de adhesión, debido principalmente a esa posición de privilegio o supremacía desde la que se redactan, suelen contener, prácticamente sin excepción, una serie de condiciones que, tanto desde la óptica del jurista como desde la del profano, resultan francamente abusivas, rompiendo el justo equilibrio entre los derechos y las obligaciones de las partes.

En el caso de la póliza de Asemas, se establece un sistema de seguro claramente abusivo, con consecuencias perversas, que el arquitecto no suele detectar al principio. Tal como he explicado, este mecanismo permite a la mutua actuar desde una posición dominante e imponer posteriormente cláusulas, también abusivas, a los asegurados sin que estos tengan la posibilidad de rechazarlas y cambiar de aseguradora. Estas cláusulas son nulas de pleno derecho.
Si se considera legal ese procedimiento ¿qué podremos hacer cuando la Asemas decida multiplicar por cien, o por mil, las cuotas anuales que el mutualista debe pagar para cubrir el riesgo derivado de obras cuyas primas complementarias fueron abonadas muchos años antes?

¿Puede encontrarse un caso más claro de indefensión y de inseguridad jurídica?

Por otro lado,

¿Cómo es posible que cada una de las víctimas de la Asemas deba defenderse de sus abusos de forma aislada y en medio del silencio clamoroso de las corporaciones profesionales que tienen la obligación de protegerlas?

Pues bien, algo tan insólito, responde al hecho de que se ha formado un entramado de intereses que relacionan a los grupos que controlan la aseguradora y los que controlan los colegios profesionales, ambos se nutren económicamente del pobre arquitecto cautivo, y obviamente, no van a hacer nada para que esto cambie. Aunque cínicamente digan que

“TRASLADAR A ASEMAS LA ENORME INQUIETUD Y PREOCUPACIÓN QUE PARTE DE LOS ARQUITECTOS MUTUALISTAS NOS TRANSMITEN RESPECTO DE LOS COSTES DEL ASEGURAMIENTO DE SU RESPONSABILIDAD CIVIL EN ESTOS MOMENTOS DE EXTRAORDINARIA CRISIS ECONÓMICA, ASÍ COMO LA INCERTIDUMBRE RESPECTO A SU EVOLUCIÓN EN LOS PRÓXIMOS EJERCICIOS.’ “

El artículo 51 de la Constitución española establece que “los poderes públicos garantizarán la defensa de los consumidores y usuarios, protegiendo, mediante procedimientos eficaces, la seguridad, la salud y los legítimos intereses económicos de los mismos”. Visto que las instituciones corporativas que tenían la obligación de cumplir este precepto constitucional y ocuparse de proteger los derechos de los mutualistas, no lo han querido hacer, solo nos queda la esperanza de que una denuncia a la DGSFP , provoque que esta actúe para que se corrijan estos abusos.

Anuncios

  1. Bienvenidos, antiguo mutualista de MUSAAT, lo mismo pero de aparejadores. Ahora estoy con LLoyd’s que es mas de lo mismo, pero mas barato, y cubren las reclamaciones de obras anteriores, sin nuevas primas, siempre que no se tenga conocimiento de ninguna reclamación claro. Saludos

    • Esto de sacarte primero el dinero con los dros y luego expimirte subiendo la prima hasta lo que les de la gana con su fórmula interna, sin darte ninguna explicación a pesar de haberla pedido, sabiendo que te tienen cogido… por la obra anterior…. y si te vas pierdes el derecho que debieras tener por haber pagado esas altas primas….es el colmo.

      No se si alguien conoce alguna fisura legal en esta forma de proceder de Asemas y la posibilidad de que prospere una reclamación ante esta injusticia que estamos viviendo en estos momentos en los que practicamente el trabajo que nos encargan es practicamente nulo. Si hay alguien que abre o ve una posiblidad de fisura yo me uniría a dicha reclamación y creo se adheriría una práctica mayoría de los que no son nuevos o recientes mutualistas a esta reclamación.

      Saludos.

      • Bien, visto el alto de número de indignados en todos los post creados sobre los que “”nuestra”” Mutua ASEMAS está ejerciendo desde su posición de “poder” un claro abuso y maltrato hacia sus arquitectos mutualistas, especialmente a aquellos que durante años han contribuido pagando cantidades importantes en DROs y que ahora injustamente penalizan, inventandose AHORA una prima por obra anterior que grava sus primas “FIJA”s, digo yo ¿no hay manera de UNIRNOS Y REALIZAR una reclamación conjunta y bien estructurada que haga tambalear este estado de injusticia en el que ASEMAS modifica a su antojo las condiciones que en su día se contrató con ellos (me refiero a lo de la PRIMA”FIJA”+DROs que ahora es “PRIMA FIJAgravadaPOR LA OBRA ANTERIOR”+DROs) perjudicando únicamente a aquellas personas que ASEMAS sabe están en situación muy desfavorable (derivada de la responsabilidad decenal y que tienen obra anterior) para optar libremente por otro seguro?.

        Una reclamación que prosperase a la que se adheriese un número importante de “saqueados” por Asemas SÍ que sería una gran victoria, que además sentando jurisprudencia, seguirían más y más reclamaciones mutualistas perjudicados…. eso SI podría ser el iceberg que hundiría
        este titanic.

        Si alguien se le ocurre la forma de organizar a nivel nacional dicha reclamación conjunta ante el defensor del asegurado por favor que lo proponga, que yo me uniré!.

        saludos,

        indignado 10000

  2. Pingback: One From The Heart… & The Guts « n+1

  3. Los Colegios están arruinando la profesión y a los profesionales. No basta con tener las cuotas colegiales más altas de todos los profesiones, cobrar por visado una auténtica barbaridad que supone realmente más del 15% de nuestros beneficios. También se han convertido en agentes comerciales (cuyo sueldo pagamos los colegiados) de esta aseguradora. Los precios de esta aseguradora están muy por encima de mercado (espero que pronto entre la CNC).

  4. Vean como en el foro de Soloarquitectura “Con la que está cayendo… sube Asemas” han suprimido casi 200 comentarios. Verdaderamente ASEMAS va pareciéndose a una secta proyectada para que sea muy dificil salirse.
    O quiza tenemos lo que nos merecemos…? No lo creo. Ellos, el Consejo Superior, los Colegios, ASEMAS y la HNA han levantado un aparato quasi militar.

    • Pues qué pereza suprimir 200 comentarios.

      A mí también me llamaron al orden con los comentarios que se hacen en este humilde blog. No que los quitara, sino que me informara más. O sea, que os pido que antes de comentar nada os informéis más, que saben donde vivo.

      • En el día de hoy, cautivo y desarmado el colectivo de arquitectos pringaos y currantes, han alcanzado las tropas de Asemas sus ultimos objetivos recaudatorios. La guerra ha comenzado.

  5. ¿Lo habéis visto? ASEMAS amenaza con NO RENOVAR el seguro a quienes no les hayan enviado las condiciones particulares (y generales, creemos) de 2012 firmadas. Algo que ellos envian por correo ordinario, y que no parece tener valor alguno para el mutualista (aunque parece que para ASEMAS es vital, dada la indecente y casi delictiva amenaza) en cuanto el mutualista solo debe pagar y decir que si (como los Procuradores de Franco) aplaudiendo.
    Y es que uno se pregunta: Si nos cobran lo que quieren por unas condiciones impuestas por ellos… ¿Qué valor tiene firmar o no firmar ese panfleto? Tiene que haber algo de mucho valor para ellos detrás de tanta deleznable amenaza.

  6. no sé q decir. estoy en lloyd’s y antes en asemas, las aseguradoras no tienen un duro y se inventan cláusulas en el aire con tal de no hacer frente a las reclamaciones: indefensión pura y dura, desde luego.

  7. En lugar de inventarse clausulas y “acuerdos estatutarios” para triturar al pobre Arquitecto (hoy cautivo, desarmado y lleno de piojos) deberían instar a los Poderes Públicos para cambiar las abusivas normativas que permiten empapelar al desgraciado, bastando un informe de un carroñero mercenario y de una soflama de cualquier abogadito de medio pelo ante comunidades de propietarios.

  8. Lo que hace alucinar es la absoluta indiferencia del Colectivo, la falta de acciones comunes para acabar con una situación de auténtico abuso

  9. Leido en el Foro SOLOARQUITECTURA:
    Houston, tenemos un problema: Asemas juega a entidad privada no sujeta al Procedimiento Administrativo. Esto lo hace cuando le conviene, en el caso de las notificaciones por ejemplo, obligando a los pobres mutualistas a acudir a los Tribunales.

  10. Pues con las Tasas Judiciales… será imposible defender nada. Lo dicho: Cada día más primitivos, vulnerables e indefensos ante tantos desaprensivos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s